Asuntos relacionados con la salud y la seguridad

Introducción

Hay una cantidad sorprendente de información incorrecta en circulación sobre los empaques de poliestireno para la industria del servicio alimenticio, teniendo cuenta que es un producto simple y común.

Con el correr de los años, hemos abordado muchísimos argumentos, algunos de las cuales han adquirido el estado de “leyenda urbana”. Hay otros asuntos que exceden los aspectos básicos que nos gustaría abordar.

CFC y agentes de soplado

Se sabe que los clorofluorocarbonos (CFC) dañan la capa de ozono estratosférica de la Tierra. Los productos térmicos de poliestireno para la industria del servicio alimenticio no se fabrican con clorofluorocarbonos (CFC) ni ningún otro producto químico que dañe la capa de ozono. De hecho, Dart nunca ha utilizado CFC en la fabricación de vasos térmicos moldeada. Los fabricantes de productos de poliestireno para la industria del servicio alimenticio que utilizaban CFC para sus operaciones de fabricación dejaron de usarlos antes de 1990.* Según la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA), solo entre el dos y tres por ciento de los CFC utilizados en los Estados Unidos en la década de 1980 se destinaban a la producción de productos de empaque de poliestireno. Aun así, los fabricantes de poliestireno superaron los objetivos y los cronogramas del gobierno durante el período de eliminación de los CFC a fines de la década de 1980 y se pusieron al frente de la industria estadounidense a la hora de cambiar a diferentes alternativas.†

Los productos térmicos de poliestireno están compuestos por un 90 % de aire y solo un 10 % de poliestireno. Para fabricar los empaques de espuma de poliestireno, se utiliza un agente de “soplado” o de “expansión” en el proceso.

En la actualidad, los productos térmicos de poliestireno se fabrican principalmente con dos tipos de agentes de soplado: pentano y dióxido de carbono. El dióxido de carbono (CO2 o, en algunos casos, hidrocarburos) es no tóxico, no inflamable y no aporta cantidades significativas de esmog ni daña la capa de ozono estratosférica. Sin embargo, el CO2 tiene el potencial de producir calentamiento global. El dióxido de carbono utilizado para esta tecnología se recupera de fuentes comerciales y naturales existentes. Como resultado, el uso de esta tecnología de agentes de soplado no incrementa las cantidades netas de CO2 en la atmósfera.

El gas pentano no tiene ningún efecto sobre la capa de ozono superior, aunque si no se recupera, puede contribuir a la formación de esmog en un nivel bajo. Cuando la formación de esmog es una inquietud importante, muchos fabricantes utilizan tecnología de vanguardia para capturar las emisiones de pentano. En la mayoría de las plantas de Dart, se recaptura y reutiliza una parte significativa del pentano liberado en los procesos de preproducción como combustible.

* Alexander, Judd H. In Defense of Garbage. Westport, CT: Praeger Publishers, 1993. 55.
† Consejo para la Defensa de los Recursos Naturales, Fondo de Defensa Ambiental, Amigos de la Tierra. Declaración en respaldo del Programa de eliminación voluntaria de los clorofluorocarbonos totalmente halogenados del Foodservice Packaging Institute. 12 de abril de 1988.

Se puede encontrar más información sobre los agentes de soplado en:
Consejo Estadounidense de Química: Cómo se fabrican los plásticos

Volver al principio

Tintas

A veces, surge la pregunta: Las tintas utilizadas para imprimir mensajes en los productos térmicos de Dart, ¿son seguras para los seres humanos y el medio ambiente? La respuesta es simple: ¡Sí!

Para la serigrafía de los empaques y productos similares, se utilizan cuatro tipos principales de tintas: a base de solventes, a base de agua, plastisol y UV. La elección de la tinta para una aplicación de impresión depende en gran medida del uso final del producto, si bien las inquietudes ambientales influyen cada vez más. Las tintas a base de solventes son la elección más frecuente de muchos fabricantes, ya que son versátiles y pueden utilizarse en una amplia variedad de aplicaciones. Lamentablemente, en los últimos años, se ha descubierto que las tintas a base de solventes emiten compuestos orgánicos volátiles (VOC), que pueden resultar perjudiciales para la salud de los empleados en entornos industriales y contribuir a contaminar la atmósfera. Se prefieren las tintas a base de agua y no las que son a base de solventes; no obstante, aumentan el tiempo de secado y pueden hacer que la forma de un producto se modifique ligeramente mientras se seca. Las tintas plastisol contienen resinas de cloruro de polivinilo distribuidas en un plastificador que se fusionan con cualquier tinta que se aplique cuando la tinta se calienta a 320 °F aproximadamente. Debido a las altas temperaturas involucradas, las tintas plastisol no son aptas para su uso en productos plásticos para la industria del servicio alimenticio. Por lo general, se utilizan en la industria textil.

Dart utiliza las tintas UV para nuestros productos de poliestireno por varios motivos. En primer lugar, las tintas UV son aptas para los productos de plástico, vinilo, metal y papel porque se adhieren a las superficies en forma gradual y pareja. Además, no contienen VOC. Y, como beneficio adicional, no se secan en la prensa o en la pantalla, con lo que se reduce en forma significativa la necesidad de usar solventes de limpieza. Por último, las tintas UV de Dart no contienen metales pesados que pueden dañar la salud humana o el entorno natural. En síntesis, la compañía considera que usar tintas UV para nuestros productos es la mejor opción si se tienen en cuenta todos los factores relevantes, en particular, la adaptabilidad de la aplicación y las consecuencias ambientales.
Para fabricar nuestros vasos y platos, Dart utiliza un lubricante en el proceso de extrusión de las bolitas de resina de poliestireno que contiene estearato de zinc. El estearato de zinc (C36H70O4Zn) deriva en última instancia del sebo (grasa animal). Debido a las altas temperaturas y las etapas de purificación, el sebo, en efecto, se desnaturaliza (se lo elimina de la categoría de “alimento”). Algunas autoridades religiosas aceptan esta idea y consideran que el estearato de zinc es solo otro químico de procesamiento.

Volver al principio

Kosher y Halal

Otras autoridades religiosas no aceptan este argumento de la desnaturalización y consideran que la presencia de pequeñas cantidades de aditivos tecnológicos derivados del sebo hace que las comidas envasadas pierdan la clasificación de Kosher/Halal.

Debido a que Dart utiliza estos aditivos tecnológicos y dadas las diferencias actuales en cuanto a las opiniones teológicas, le sugerimos recurrir a su líder religioso para recibir orientación al respecto.
Volver al principio

Látex

Dart Container Corporation no fabrica productos con látex (látex de caucho natural o NRL) ni utiliza látex en ninguno de sus procesos de fabricación. En los procedimientos de fabricación, está prohibido el uso de guantes de látex en nuestras plantas.

Algunas personas presentan sensibilidad o reacciones alérgicas cuando entran en contacto con el NRL, ya sea por contacto directo o si los alérgenos del látex se transmiten al aire y se inhalan.

El látex natural se extrae de los árboles de caucho y luego se procesa para fabricar productos. Muchos tipos de caucho sintético o fabricado por el hombre se asemejan al caucho natural; no obstante, estos productos sintéticos no contienen las proteínas del caucho natural que provocan las alergias. En los nombres de algunos productos se utiliza la palabra “látex”, pero están fabricados con productos sintéticos. El ejemplo más claro es la pintura al látex.

Se puede encontrar más información sobre este tema en:

Volver al principio

Té de limón

La cáscara de algunas frutas cítricas contiene aceites, como una sustancia química natural llamada d-limoneno. El d-limoneno puede encontrarse en limones, naranjas, pomelos y limas. En concentraciones extremadamente altas, esta sustancia química se utiliza para limpiadores industriales y removedores de pintura.

Durante décadas, la industria del plástico y la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de los EE. UU., entre otros, evaluaron, estudiaron y revisaron el efecto físico del d-limoneno como solvente para el poliestireno. El fenómeno se convirtió en materia de debate público hace más de 20 años, que fue cuando se realizaron los estudios más profundos. Como resultado de dichos estudios, la FDA considera que los envases para bebidas de espuma de poliestireno son muy seguros para el uso humano.

Cuando se corta o exprime una rodaja de limón en un vaso con líquido, el limoneno sale hacia la superficie del líquido y, finalmente, se traslada hasta la superficie interna del vaso. En ese punto, el limoneno interactúa con el poliestireno, rompiendo su estructura celular y formando en realidad una solución en la pared del vaso. Si pasa una cantidad de tiempo suficiente sin que se lo toque, el limoneno puede hacer un orificio en un vaso de espuma. Debido a que se trata de una acción física, y no química, no se parece en absoluto a los ácidos o las bases fuertes que pueden quemar un dedo o devorarse el papel. No existe ningún tipo de riesgo para quien bebe del vaso; sin embargo, no se recomienda dejar la cáscara dentro del vaso por mucho tiempo, ya que la integridad del vaso se ve comprometida, puede romperse y dejar de contener el líquido caliente.
Los hornos de microondas brindan comodidad a la vida actual y, al ser tan eficaces, reducen nuestras necesidades de energía. Los empaques plásticos en los que recibimos gran parte de nuestros alimentos y bebidas son cómodos y representan ahorros de energía. Debido a que los empaques plásticos ofrecen una excelente protección, también se reducen los desperdicios de alimentos.

Volver al principio

Uso del microondas

Hay muchas historias en torno a los microondas, y algunas han alcanzado la clasificación de “leyenda urbana”: “todos” saben que son ciertas pero no hay pruebas que las respalden. Una vez que se comprende la ciencia detrás de los microondas, queda claro que el uso de los vasos o envases de plástico de poliestireno es seguro. De todos modos, como con cualquier producto, el mejor consejo es seguir las indicaciones que figuran en el empaque.

¿Cómo funciona un microondas?

Por lo general, los microondas agitan moléculas polares (moléculas con propiedades magnéticas), como el agua, con movimientos muy rápidos. Los choques entre estas moléculas que se mueven rápidamente generan calor por fricción, primero dentro del agua líquida, que luego se transfiere al alimento o las bebidas. Debido a que los vasos o envases térmicos de poliestireno no contienen agua en su estructura molecular, son “transparentes” para los microondas. Los microondas los atraviesan y el recipiente no se ve afectado. Si la temperatura del recipiente se modifica, es debido al calor en aumento del líquido o los sólidos que contiene.

¿Cómo funciona un microondas en comparación con los métodos convencionales?

Con los métodos convencionales para calentar agua, el recipiente (una tetera de metal, por ejemplo) absorbe el calor de la cocina y luego se lo transfiere al líquido dentro del recipiente. Por el contrario, el microondas calienta primero el agua, que luego transfiere su calor al recipiente.

¿Qué hace un horno de microondas?

Una microonda interactúa con las moléculas de agua presentes en alimentos o bebidas. Por medio de esta interacción, los alimentos o bebidas se calientan directamente (sin la demora o la mayor necesidad de energía para calentar el recipiente) y, luego, los alimentos o las bebidas transfieren el calor al recipiente.

¿Qué no hace un horno de microondas?

  1. No interactúa de ningún modo significativo con el recipiente plástico que se utiliza en el horno porque el recipiente no tiene moléculas de agua.
  2. No modifica la composición química de los alimentos, más allá de los cambios normales que se producen con cualquier método de cocción o calentamiento.
  3. No genera radiaciones en los alimentos ni destruye las vitaminas.

¿Qué hay del sobrecalentamiento?

  1. La mayoría de los alimentos y las bebidas tienen un alto contenido de agua. El punto de ebullición del agua es de 212 °F al nivel del mar y a una atmósfera de presión.
  2. Los alimentos con alto contenido de azúcar o grasa (o ambos) pueden elevar la temperatura de ebullición a más de 212 °F. Si los alimentos se cocinan o calientan durante un tiempo excesivo, algunos alimentos pueden ablandar el recipiente, lo que genera un caos en el microondas y peligro de quemaduras a causa de los alimentos o las bebidas calientes.
  3. El fenómeno muy conocido de “sobrecalentar” el agua en un microondas, lo que ocasionalmente puede provocar una liberación explosiva del contenido, por lo general solo ocurre con recipientes con una estructura celular demasiado pareja y suave, como el vidrio o la cerámica con vidrio. La estructura de los vasos o recipientes de espuma de poliestireno no presenta estas características.

Mejores prácticas con el microondas

  1. Recuerde que el horno de microondas calienta el alimento o la bebida en primer lugar y, luego, estos transmiten el calor al recipiente.
  2. No use una potencia o un tiempo superiores al necesario en el microondas. Solo lleva algunos minutos (o menos) recalentar o entibiar la comida que ya se ha cocinado.
  3. Los alimentos o las bebidas con alto contenido de azúcar y grasa pueden superar los 212 °F. Tenga cuidado y no los caliente durante un tiempo excesivo.
  4. Los recipientes de poliestireno derretidos no dañan a quien los usa, pero no saben muy bien.
  5. Siga las instrucciones que figuran en el empaque, en especial, a la hora de cocinar.
  6. Utilice un microondas con una bandeja giratoria para que la comida se caliente en forma pareja.

Se puede encontrar más información sobre los microondas y el plástico en el microondas en:

Fuentes:
Bloomfield, Louis A. How Things Work: The Physics of Everyday Life. Nueva York: John Wiley & Sons, Inc., 1997.

Breder, Charles V., PhD. Common-Sense Approach to the Use and Reuse of Food-Contact Plastics to Heat & Reheat food in Microwave Ovens. Washington, D. C.: Consejo Estadounidense de Plásticos. (www.plastics.org, 2002)

Meadows, Michelle. “Plastics and the Microwave”. Revista de la FDA para el consumidor. Washington, D. C.: Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU., noviembre-diciembre de 2002.

Volver al principio

Estireno

Información relacionada con el 12.° informe sobre factores cancerígenos publicada por el Programa Nacional de Toxicología
Comunicado de prensa del SIRC (pdf)
Comunicado de prensa del Consejo Estadounidense de Química

El estireno es un líquido transparente e incoloro, y es un componente de los materiales que se utilizan para fabricar miles de productos cotidianos para el hogar, la escuela, el trabajo y el juego. El estireno se utiliza para diversas aplicaciones, desde envases para alimentos y materiales de empaque hasta automóviles, botes y computadoras, equipos médicos, de salud y seguridad e, incluso, videojuegos. El estireno es un derivado del petróleo y de los subproductos del gas natural, y contribuye a la fabricación de miles de productos increíblemente fuertes, flexibles y livianos que representan una parte esencial de nuestra salud y bienestar.

El estireno es una sustancia de origen natural y está presente en diversos alimentos y bebidas, como el trigo, la carne de vaca, las fresas, los maníes y los granos de café. También está presente en la canela, y su estructura química es similar al cinamaldehído, el componente químico que genera el sabor de la canela. Se encuentra presente en forma natural para saborizar las comidas y se utiliza como un aditivo de sabor para algunos alimentos, como productos de panadería, productos lácteos congelados, caramelos blandos, gelatinas y budines, con autorización de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de los EE. UU.*

El poliestireno cumple con los estrictos estándares de la FDA de los EE. UU. para su uso en los empaques con contacto con los alimentos y es seguro para los consumidores. Las organizaciones de la salud promueven el uso de productos de un solo uso para la industria del servicio alimenticio, incluido el poliestireno, ya que ofrecen una mayor seguridad para los alimentos.†

Algunas personas confunden el estireno, que es líquido, con el poliestireno, que es un plástico sólido fabricado a partir del estireno polimerizado. El estireno y el poliestireno son muy distintos. El poliestireno es inerte y no huele a estireno. A menudo, el poliestireno se utiliza para aplicaciones en las que la higiene es muy importante, como los productos de la industria del servicio alimenticio y para el cuidado de la salud.

El Centro de Información e Investigación del Estireno (SIRC) ha invertido muchos años de esfuerzo y casi $12 millones en fondos para la investigación a fin de obtener la información más completa y precisa posible respecto de los posibles efectos cancerígenos derivados de la exposición al estireno. Los resultados obtenidos a partir de estudios extensivos de la salud realizados a trabajadores de industrias relacionadas con el estireno muestran en forma conjunta que la exposición al estireno no aumenta el riesgo de desarrollar cáncer ni tiene ningún otro tipo de efecto para la salud. Los resultados de un estudio de inhalación estireno practicado en ratas, con una duración de dos años y completado en 1996, tampoco arrojó datos que demuestren una incidencia incrementada del cáncer.

Se puede encontrar más información sobre este tema en:

* Consulte: Regulación de aditivos alimentarios de la FDA, apartado 21, sección 172.515 del CFR
† Disposables versus Reusables: A Study of Comparative Sanitary Quality”. Alimentos lácteos y salubridad. Enero de 1985

Volver al principio

Acerca del poliestireno y el bisfenol A

El BPA se utiliza para la fabricación de envases de policarbonato. El poliestireno n.° 6 y el bisfenol A no están relacionados entre sí. El bisfenol A no se utiliza, directa ni indirectamente, en la fabricación de productos de poliestireno de Dart.

Hay una falsa creencia según la cual “los plásticos en general no son seguros para usar en el microondas”. Dart cuenta con bibliografía disponible (M-334) y diversos enlaces en la sección Medio Ambiente de nuestro sitio web en los que se abordan las mejores prácticas para el uso del plástico en el horno de microondas.

Dart es miembro del Plastics Foodservice Packaging Group, que forma parte del Consejo Estadounidense de Química. El Consejo Estadounidense de Química ha abordado la información incorrecta con la esperanza de desmentir estas declaraciones y falsedades no científicas. Se ha desarrollado un sitio web especial (www.factsonplastic.com) para ayudar a responder algunas de las preguntas formuladas. Visite el sitio mencionado arriba para acceder a la información disponible.

Volver al principio
To Top