PRINCIPAL | NUESTRA COMPAÑÍA | SERVICIO AL CLIENTE | PRODUCTOS | EMPLEOS Y CARRERAS | ANUNCIOS

Preguntas y respuestas sobre
el medio ambiente


Dart Logo



1. ¿Por qué usamos productos desechables?

Comida sobre Ruedas
Señora en hospital utilizando productos térmicos

Los productos desechables para la industria del servicio alimenticio fueron desarrollados para minimizar la exposición a las bacterias y otros patógenos transmitidos por los alimentos. Según un estudio, “si bien estos datos no prueban que usar productos desechables previene realmente las enfermedades transmitidas por los alimentos, el hecho de que los productos reutilizables estadísticamente presenten un nivel mucho más alto de contaminación microbiana que los desechables favorece la suposición de que los productos de un solo uso ofrecen una medida de protección que se perdería si, debido a las consideraciones que regulan los desechos sólidos, se eliminara su uso”. (Felix, Charles W., Chet Parrow y Tanya Parrow, “Utensil Sanitation: A Microbiological Study of Disposables and Reusables”. Journal of Environmental Health, septiembre-octubre de 1990: 15.)

Los dueños de restaurantes de comidas rápidas, los hogares con niños pequeños, los hospitales preocupados por la propagación de enfermedades transmitidas por los alimentos, las cafeterías de las escuelas y otros restaurantes que no pueden ofrecer un almuerzo o una cena a una multitud solo con elementos reutilizables son prueba de que existe una necesidad de encontrar una alternativa a la vajilla reutilizable. Si además se tiene en cuenta la energía, el agua y los detergentes que se usan para lavar la vajilla reutilizable, resulta evidente que los productos desechables se han ganado su lugar en la vida moderna. Diversas organizaciones, como Meals on Wheels, confían en la practicidad, las propiedades de aislamiento y el alto nivel sanitario de los empaques de poliestireno para alimentos con el fin de ofrecer a sus clientes alimentos saludables.

Volver al principio

2. ¿Cuál es la verdad sobre los productos térmicos y nuestra sociedad de usar y tirar?

La revista Life acuñó la frase “Throw-away society” (Sociedad de usar y tirar) en 1955. En la actualidad, los estadounidenses generan una menor cantidad de desechos de empaque por persona que hace dos décadas. La sociedad no genera más desperdicios; simplemente somos más y, por lo tanto, generamos más desperdicios. La dificultad radica en elegir un envase desechable que minimice el daño al medio ambiente. En este contexto, se ha dicho mucho de la elección entre el papel recubierto y el poliestireno expandido. Como el papel se fabrica “con los árboles”, las personas suponen que los vasos de papel deben ser reciclables y que se reciclan. No obstante, esta suposición no es necesariamente precisa. Los vasos de papel están recubiertos con plástico para contener las bebidas y otros líquidos, y rara vez se los recicla o convierte en fertilizante orgánico. Por lo general, acaban en basureros. Y como muy pocos artículos se biodegradan en los basureros modernos, incluso los productos de papel permanecen sepultados allí por décadas.

Volver al principio

3. ¿Por qué elegir productos térmicos y no de papel?

Mujer con vaso de espuma de café

Una de las ventajas más evidentes que tienen los vasos térmicos de poliestireno con respecto los vasos de papel recubiertos de plástico es que el poliestireno expandido aísla mejor que el papel. Con frecuencia, los usuarios de vasos de papel usan dos vasos juntos cuando toman bebidas calientes para proteger sus manos, o los envuelven con varias servilletas de papel. Esta práctica de “usar vaso doble” para los vasos de cartón recubiertos de plástico de polietileno (PE) de peso promedio requiere más del doble de energía usada y desechos sólidos por volumen, genera más de cinco veces de desperdicios sólidos por peso y casi duplica las emisiones de gases de efecto invernadero que el uso de un vaso único de poliestireno de peso promedio. (Franklin Associates, Ltd., informe final revisado por pares: Life Cycle Inventory of Polystyrene Foam, Bleached Paperboard, and Corrugated Paper Foodservice Products (elaborado para The Polystyrene Packaging Council [Consejo de Empaque de Poliestireno], marzo de 2006), páginas 2-7, 2-23, 2-43, 2-60). Y debido a que los vasos térmicos cumplen su función con una menor cantidad de material por peso, esto puede representar una diferencia significativa en el costo de los recursos necesarios para transportar el empaque.

Conforme a los análisis del ciclo de vida, el poliestireno expandido presenta muchas otras ventajas con respecto a los productos desechables de papel. Por ejemplo, el profesor Martin Hocking, profesor adjunto de química en la Universidad de Victoria, Columbia Británica, ha realizado un estudio sobre los productos desechables de espuma y papel. Los resultados del estudio se resumieron brevemente en un artículo de Wall Street Journal en 1991: “Según se desprende del análisis [de Hocking], el impacto ambiental de los químicos y la energía utilizada para fabricar vasos de papel, así como las emisiones generadas por la incineración o el enterrado de vasos de papel, supera el impacto de la fabricación y eliminación de vasos térmicos plástica”. (Naj, Amal Kumar. “Foam Cups Damage Environment Less Than Paper Cups, Study Says”. The Wall Street Journal. 1.º de febrero de 1991. Consulte también: Hocking, Martin B. “Is Paper Better Than Plastic?” Consumers' Research, octubre de 1991: 28-29; Hocking, Martin B. “Reusable and Disposable Cups: An Energy-Based Evaluation”. 18 Environmental Management 6. 1994: 894; Franklin Associates, Ltd., Resource and Environmental Profile Analysis of Foam Polystyrene and Bleached Paperboard Containers. Junio de 1990: 4-1–4-29; Budiansky, Stephen. “Being Green Isn't Always What It Seems”. U.S. News and World Report. 26 de agosto de 1996: 42.)

Si se comparan los procesos de fabricación de vasos para bebidas calientes, para fabricar un vaso de cartón recubierto de plástico de polietileno (PE) de peso promedio con agarradera de papel corrugado se requiere más de dos veces la energía necesaria que para fabricar un vaso de espuma de poliestireno de peso promedio. (Franklin Associates, Ltd., informe final revisado por pares: Life Cycle Inventory of Polystyrene Foam, Bleached Paperboard, and Corrugated Paper Foodservice Products (elaborado para The Polystyrene Packaging Council [Consejo de Empaque de Poliestireno], marzo de 2006), tabla 2-2, página 2-7). Además, si se comparan los procesos de fabricación de vasos para bebidas frías, para fabricar un vaso de cartón recubierto de cera de un peso representativo, se requiere aproximadamente un 66 % más de energía que para fabricar un vaso de poliestireno de peso promedio. (Ibid. Tabla 2-3, página 2-8).

Volver al principio

4. ¿Cómo se fabrican los productos térmicos para la industria del servicio alimenticio?

Todos los procesos de fabricación tienen consecuencias ambientales, de la misma manera que todos los seres vivos contribuyen a la degradación ambiental, por más mínima que sea. La verdadera respuesta al impacto ambiental proviene de un análisis comparativo de los procesos de fabricación alternativos y adecuados.

Poliestireno

El poliestireno está hecho de estireno, un subproducto del petróleo, mediante un proceso de reacción química conocido como polimerización. Además de utilizarse para el empaque de alimentos, hoy en día los polímeros hechos de estireno se usan en gran escala para la fabricación de autopartes, componentes electrónicos, armazones de computadoras personales, botes, vehículos recreativos y productos de caucho sintético. Se puede encontrar más información sobre el estireno en el sitio web del Centro de Información e Investigación del Estireno (SIRC), www.styrene.org.

Fabricación

En Dart Container se utilizan dos tipos distintos de procesamiento para fabricar los productos: 1) moldeado de poliestireno expandible (EPS) en cámara de vapor; o 2) extrusión de polímero seguida de termoformado para lograr un producto final.

Moldeado en cámara de vapor

Los vasos térmicos de Dart están fabricados con poliestireno expandible (EPS). El primer paso para fabricar el EPS es impregnar pequeñas gotas de poliestireno con un agente de expansión, por lo general, pentano. El proceso de moldeado comienza con una expansión limitada del EPS por contacto con el vapor en un preexpansor. El “preexpandido” resultante forma el producto final en un molde, que también se calienta con vapor y se expande aún más, y fundel preexpandido para darle su forma y densidad definitivas.

Extrusión/Termoformado

Las tres clases de productos en esta segunda categoría son Impacto, Poliestireno Orientado (OPS) y Espuma Extruida.

Impacto: la vajilla, los vasos para bebidas frías, los envases para porciones pequeñas y las tapas se producen con láminas extruidas de poliestireno modificado por impacto, tereftalato de polietileno o polipropileno a los que se les da forma para lograr los productos finales por medio de un proceso de termoformado que utiliza calor y vacío.

OPS: el poliestireno de uso general (GP) se extrude para formar una lámina que pasa a través de un dispositivo orientador que estira u “orienta” la lámina para lograr resistencia. Esta lámina orientada es luego termoformada para lograr un producto final. La resistencia y claridad de los productos de OPS son útiles para embalar artículos tales como productos de panadería, ensaladas y productos de charcutería. Nuestros clientes valoran la claridad insuperable de los productos de OPS de Dart.

Espuma extruida: Dart también produce espuma en un proceso de inyección directa de espuma (DIF) que incluye un agente de expansión o soplado agregado al polímero durante la extrusión. El poliestireno expandido resultante ofrece cualidades tanto de resistencia como de aislamiento. La mayor parte de esta línea de productos tiene el color blanco típico del poliestireno expandido expandible, pero hay una cantidad limitada de colores disponible. Los productos hechos con este material incluyen vajilla y bandejas con bisagras.

Agentes de soplado

Los productos térmicos de poliestireno para la industria del servicio alimenticio no se fabrican con clorofluorocarbonos (CFC) ni ningún otro producto químico que dañe la capa de ozono. De hecho, Dart nunca ha utilizado CFC en la fabricación de vasos térmicos moldeada. Los fabricantes de productos de poliestireno para la industria del servicio alimenticio que utilizaban CFC para sus operaciones de fabricación dejaron de utilizarlos antes de 1990 (Judd H. Alexander, In Defense of Garbage [Westport, CT: Praeger Publishers, 1993] 55).

En la actualidad, los agentes de soplado más comunes son los compuestos orgánicos volátiles (VOC) tales como el pentano. A diferencia de los CFC, el pentano no afecta la parte superior de la capa de ozono, pero sí contribuye a generar impurezas en la parte inferior de la atmósfera. A través de las leyes y normas, las autoridades estatales y federales restringen la cantidad de emisiones de VOC permitidas, en función de los aspectos de calidad de aire regionales. Para cumplir con los límites permitidos de estas normas, muchos fabricantes utilizan tecnología de vanguardia para reducir las emisiones de pentano (consulte por ejemplo: The Polystyrene Packaging Council, Polystyrene and Its Raw Material Styrene: Manufacture and Use, noviembre de 1993; actualizado en enero de 1996). Siempre que es posible, Dart utiliza dicha tecnología para capturar y destruir VOC y, cuando es técnicamente viable, para captar y reutilizar el pentano.

Volver al principio

5. ¿Qué sucede con las cuestiones relacionadas con los desechos y los basureros?

Si se lo compara con muchos otros materiales, el poliestireno representa un pequeño porcentaje de los desechos sólidos municipales (MSW) totales generados y desechados. De hecho, todos los productos plásticos de poliestireno representan aproximadamente el uno por ciento de todos los productos generados, por peso, en desechos sólidos municipales. De este total, los empaques de poliestireno para la industria del servicio alimenticio representan aproximadamente el 0.4 por ciento, en peso, de todos los productos de poliestireno generados. En esta categoría se incluyen artículos como vasos, platos, boles, bandejas, recipientes tipo almeja, bandejas para la carne, hueveras, envases para yogur y requesón, y cubiertos. Además, los productos de poliestireno para la industria del servicio alimenticio representan menos del uno por ciento (0.7 %) de los MSW desechados. (Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos, datos y cifras de 2010 sobre desechos sólidos municipales en los Estados Unidos, noviembre de 2011, tabla 3)

Además, en comparación con un vaso de poliestireno de peso promedio para bebidas calientes, un vaso de cartón recubierto de plástico de polietileno (PE) de peso promedio para bebidas calientes genera casi tres veces más de desperdicios totales por peso (Franklin Associates, Ltd., informe final revisado por pares: Life Cycle Inventory of Polystyrene Foam, Bleached Paperboard, and Corrugated Paper Foodservice Products (Elaborado para el Consejo de Empaque de Poliestireno, marzo de 2006), Tabla 2-10, página 2-23) y un vaso de cartón recubierto en plástico de polietileno (PE) de peso promedio para bebidas frías genera casi dos veces y media la cantidad total de desechos por peso que un vaso de poliestireno de peso promedio para bebidas frías. (Ibid. Tabla 2-11, página 2-24).

Si bien en los últimos cuarenta años se han reciclado y utilizado como abono grandes cantidades de desechos sólidos municipales (MSW), la mayor parte de los MSW que se generan en los Estados Unidos se desechan en forma segura en los basureros.

Contrariamente a la famosa creencia popular, los materiales de desecho no se biodegradan de inmediato en los basureros modernos. Hoy en día, los basureros de MSW modernos no son como las pilas de compost, cuyo fin es enterrar la basura de forma tal que se descomponga rápidamente. En la actualidad, los basureros de MSW modernos están diseñados para desalentar la biodegradación aislando el desecho del oxígeno, la luz del sol y el agua: elementos necesarios para que se produzca la biodegradación.

Los basureros modernos son instalaciones bien diseñadas y reguladas por estrictas normas federales y estatales a fin de proteger la salud humana y el medio ambiente. Debido a que la biodegradación puede provocar la liberación de gas metano o lixiviado dañinos, que pueden contaminar las aguas subterráneas, en realidad es preferible colocar productos no biodegradables, en lugar de productos biodegradables, en los basureros.

Periódicos y otros desechos luego de 10 años en un basurero
Periódicos y otros desechos luego de 10 años en un relleno sanitario.
Estudio realizado por Riley N. Kinman, PhD., Programa de gestión de desechos peligrosos del Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental.

Para obtener más información fáctica sobre basureros, visite los siguientes sitios web:
Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos: basureros
NSWMA/WASTEC Asociación de la Industria Ambiental: basureros con desechos sólidos municipales
Cómo funcionan las cosas: cómo funcionan los basureros
EPIC: retención en los basureros

Volver al principio

6. ¿Qué sucede con la basura?

Todos hemos visto y oído los slogans. Y todos sabemos que la basura es simplemente mala. Sin embargo, lo que muchos no quieren admitir es que la basura es un “problema de la gente”, no de los productos.

La basura son desechos colocados en un lugar incorrecto, a menudo desplazados por el viento, que flotan en las bocas de tormenta o se acumulan en los cordones o las cercas. Se estima que en algunas áreas, la mitad de la basura acumulada son colillas de cigarrillos. Según indican los estudios, la mayor parte de la basura se arroja en un radio de 5 metros (16.5 pies) de un cesto de basura. ¡El 80 % de los desechos marinos se originan en la tierra! El 20 % restante está compuesto por cargas perdidas y desperdicios de los barcos contenedores de mercancías, cruceros y buques pesqueros.

Quién, qué y por qué la basura: Se han realizado diversos estudios para determinar quién arroja basura, por qué, adónde y qué artículos se convierten en basura. Todos reconocen que la basura es ofensiva, antihigiénica y puede transmitir enfermedades. Según los estudios, las personas por lo general arrojan basura porque es fácil hacerlo, no sienten que sean “dueños” de la propiedad y, a menudo, consideran que se le paga a alguien para que la limpie luego. La basura cae de los vehículos de pasajeros y camiones destapados, y de las manos de los peatones. A menudo, las personas ni siquiera consideran estos elementos (como los restos de comida y las colillas de cigarrillos) como basura. No existen pruebas concluyentes que demuestren que quienes arrojan basura se ubiquen dentro de una categoría demográfica.

Los diversos sitios web, estudios y organizaciones dedicados al estudio y la resolución de los problemas relacionados con la basura no culpan a ningún producto. Condenar un producto y retirarlo del uso tan solo por su potencial de convertirse en basura es un enfoque irrealista del problema. En tales circunstancias, los siguientes artículos hallados en los días de tareas de limpieza de basura ya no estarían disponibles para los consumidores: electrodomésticos, botellas, autopartes, líneas de pesca, zapatos, colchones, jeringas y otros desechos médicos, muebles y juguetes.

“El problema de la basura no reside en el tipo de residuo sino en la responsabilidad personal. TODOS somos responsables de impedir que se arroje basura, de intentar detener los desechos antes de que lleguen a las bocas de tormenta y pasen así a nuestros océanos. Protejamos nuestros océanos y protejámonos a nosotros mismos”.

Jean-Michel Cousteau
Lea más sobre los pensamientos de Jean-Michel Cousteau sobre la basura.

La única solución verdadera para el problema de la basura es modificar el comportamiento de quienes la arrojan y hacer cumplir las leyes que prohíben este tipo de conducta. Según Keep America Beautiful (KAB), “las leyes y ordenanzas orientadas a mejorar la calidad de vida de una comunidad no son eficaces a menos que se exija su cumplimiento. El cumplimiento no solo es responsabilidad del departamento de policía. Resulta más eficaz cuando la policía trabaja en conjunto con la comunidad y sus ciudadanos, los organismos públicos locales y los tribunales de justicia”. Dé un buen ejemplo y no arroje basura. La Asociación Canadiense de la Industria Plástica (CPIA) cuenta con diversos recursos disponibles para los esfuerzos para prohibir que se arroje basura en su comunidad. En su sitio web, www.kab.org,Keep America Beautiful ofrece un programa para asistir a las comunidades en la evaluación de los problemas relacionados con la basura, abordar el tema y medir los resultados.

Logotipo de la CPIA
www.cpia.ca/anti-litter

Keep America Beautiful
www.kab.org


Dart Container Corporation y otras empresas de fabricación de plástico se han suscrito a un programa industrial voluntario de las “mejores prácticas”, llamado Operation Clean Sweep (OCS). Si no se las maneja en forma adecuada y se las deposita en la tierra, las bolitas de resina plástica pueden introducirse en nuestros canales por medio de las bocas de tormenta y así llegar a los ríos, lagos y océanos. Se convierten en otra forma de contaminación que, en grandes cantidades, puede resultar letal para la vida marina. El objetivo de las prácticas del programa OCS es alcanzar un nivel cero de pérdida de bolitas, y el programa ha sido elaborado para ayudar a que los fabricantes, procesadores y transportadores de plástico implementen las prácticas necesarias para llegar al nivel cero.

Para obtener más información sobre el programa OCS, visite: Operation Clean Sweep

Desechos marinos

Visite www.marinedebrissolutions.org para obtener más información sobre los asuntos relacionados con los desechos marinos, las acciones implementadas por la industria del plástico para minimizar la generación de basura en los canales y todo lo que podemos hacer para contribuir a la causa. El propósito del sitio es ofrecer la información más reciente y sustancial disponible sobre las causas y los orígenes de los desechos marinos y, lo que es más importante, encontrar soluciones.

Volver al principio

7. ¿Los productos térmicos son biodegradables?

Hombre y señora con almuerzo en y productos térmicos

En la teoría, la biodegradación es maravillosa. Muchos compran empaques de papel para la industria del servicio alimenticio porque piensan que se biodegradará con rapidez. Todos creemos que los problemas relacionados con la basura y los desechos sólidos podrían resolverse dejando que los materiales se biodegraden; sin embargo, casi nunca es tan fácil o sencillo encontrar respuestas a una pregunta compleja. De hecho, los ingenieros diseñan modernos basureros para desalentar la biodegradación eliminando el oxígeno, la luz solar y el agua.

Puede sonar irónico, pero una de las ventajas del poliestireno expandido de poliestireno es que no se biodegrada significativamente. Según el Dr. William L. Rathje, arqueólogo del Proyecto Basura (Garbage Project) de la Universidad de Arizona y autoridad líder en el campo de los desechos sólidos, “el hecho de que el plástico no se biodegrade, lo que por lo general se considera una de sus más grandes desventajas, puede ser en realidad una de sus más grandes virtudes”. Debido a que la biodegradación puede provocar la liberación de gas metano o lixiviado dañino, que pueden contaminar las aguas subterráneas, en realidad es preferible colocar productos no biodegradables, en lugar de productos biodegradables, en los basureros, si bien por supuesto el basurero es el último recurso para depositar los desechos. Para obtener más información, consulte: Rathje, William L., “Rubbish!” The Atlantic Monthly, diciembre de 1989: 103. Consulte también: Rathje, William L., y Cullen Murphy, “Five Major Myths About Garbage, and Why They're Wrong”, Smithsonian, julio de 1992: 5.

Volver al principio

8. ¿Es posible reciclar los productos térmicos?

Sí. El poliestireno expandido nº 6 es un termoplástico, lo que significa que puede reciclarse en su totalidad.

Con el fin de realizar una reclamación incondicional con respecto a la reciclabilidad, la Comisión Federal de Comercio (FTC) ha declarado que una “mayoría sustancial” (~ 60 %) del público debe tener acceso a infraestructuras de reciclaje. Si bien el reciclaje de espuma se está haciendo cada vez más popular, es necesario trabajar más antes de que podamos realizar reclamaciones sobre el “reciclaje” de los productos térmicos en los Estados Unidos.

Desde un punto de vista técnico, convertir el poliestireno expandido en bolitas recicladas es muy sencillo. Sin embargo, debido a que un remolque de 48’ lleno de espuma suelta solo pesa ~ 1,000 libras, el desafío radica en transportar el material en forma económica desde su punto de consumo final hasta una instalación de reciclaje. La solución para este desafío es compactar el poliestireno expandido lo antes posible en el proceso de recolección. Los compactadores especialmente diseñados para el poliestireno expandido, llamados “densificadores”, se encuentran ampliamente disponibles y hacen que sea posible cargar 40,000 libras de espuma en el mismo remolque de 48'.

Gracias a los avances tecnológicos con los densificadores, que hacen que el reciclaje de espuma sea más viable, algunas ciudades comenzaron a incorporar el poliestireno expandido a sus programas de puntos de entrega para el reciclaje y en la acera. Para obtener más información sobre los sitios de reciclaje en América del Norte, lea la pregunta 9.

Volver al principio

9. ¿Dónde puedo reciclar mis vasos y recipientes de espuma?

En los Estados Unidos, los clientes de Dart pueden participar en el programa CARE o Recycla-Pak de Dart para aprovechar los beneficios del reciclaje de espuma.

El primer programa, CARE (Cups Are REcyclable), ofrece a los grandes usuarios de productos térmicos un método eficaz e integrado de reciclaje. El cliente paga una tarifa mensual de servicio, y se le entrega un densificador para compactar el poliestireno expandido posconsumidor derivada de los productos para la industria del servicio alimenticio (por ejemplo, vasos, platos, boles, recipientes tipo almeja) en un cilindro, para un almacenamiento y transporte más convenientes. El cilindro se coloca luego en un camión de Dart y se lo transporta hasta una instalación de reciclaje de Dart para el reprocesamiento. Más detalles.

El segundo programa, Recycla-Pak, es un programa de devolución por correo diseñado para los servicios de bebidas a menor escala. En este programa, los negocios pueden comprar un contenedor que sirve tanto de dispositivo de recolección como de contenedor para el envío. El envío prepago está incluido en el precio de compra. Los vasos se reciclan posteriormente en una instalación industrial o de Dart. Más detalles.

En la actualidad, hay más comunidades que nunca antes han aceptado y ahora aceptan los contenedores para productos térmicos limpia para la industria del servicio alimenticio en sus programas de reciclaje en la acera. Para ver una lista de ciudades en California en las que se recicla, visite www.dart.biz/recycleCA.

En Canadá, los vasos y los recipientes de espuma pueden reciclarse y, en la actualidad, se los reciclan. De hecho, en Ontario, casi 90 municipalidades, que representan el 50 % de la totalidad de hogares de la provincia, tienen acceso a programas de reciclaje de cajas azules (recolección en la acera y en depósitos) por medio de los que se recolectan vasos y recipientes de espuma posconsumidor. Asimismo, la ciudad de Toronto incluyó los vasos y envases para comida de espuma en el programa Cajas Azules de la ciudad en diciembre de 2008.

Además, actualmente Dart opera puntos de entrega para el reciclaje de espuma nº 6 en quince plantas de producción norteamericanas para quienes desean reciclar los productos térmicos. Nuestros equipos tienen capacidad para reprocesar 12 millones de libras de productos térmicos por año. Más detalles.

Para saber si existe un sitio de reciclaje de espuma nº 6 cercano a su domicilio, visite www.earth911.com y busque “#6 Plastic (Polystyrene)” (Plástico n.º 6 [poliestireno])” y “Styrofoam” (poliestireno extruido). Para ver más oportunidades, visite www.epspackaging.org

Volver al principio